Métodos anticonceptivos

Embarazo

Inicio

 

Métodos anticonceptivos naturales:

 

 

Ahora nos enfocaremos en los métodos anticonceptivos naturales, es decir, los que no utilizan mecanismos sintéticos ni industriales para lograr la anticoncepción. Si tenemos en cuenta la historia de los anticonceptivos, veremos que muchas culturas antiguas los usaban, con mayor o menor éxito.

Los egipcios usaban el extracto de batata, por no mencionar las del lejano Oriente como la China o la India, donde la anticoncepción era buscada a veces tanto como las recetas de la fertilidad.

Siempre encontraremos ventajas de los anticonceptivos naturales en cuanto a menor cantidad de efectos adversos. Sin embargo, su efectividad está probada ser menor que la de otros métodos anticonceptivos. Sin embargo, los naturales son bastante usados –a veces por falta de opción, porque son los métodos más baratos.

 

Método de la temperatura basal:

Este método consta de tomar la temperatura anal durante todos los días del mes, y llevar un registro de la misma. Por eso se lo denomina también el método “del calendario” o “de los días”.

La temperatura basal aumenta gracias a la progesterona durante la ovulación. Los días posteriores a la subida de la temperatura basal, serán los días de infertilidad. Es un método complicado para llevar a cabo, sobre todo si, la mujer tiene ciclos irregulares,  u olvida  tomarse algún día la temperatura.


Además es un método que no protege del contagio de enfermedades de transmisión sexual. Éste método natural sí se utiliza para saber cuando se está ovulando, (para saber los días fértiles), si se está buscando quedar embarazada.

 

Método del control de la ovulación como el método Billings:

Este método consiste en observar el aumento o disminución del moco cervical durante todo el ciclo de la mujer. En general, la ausencia de moco cervical está acusando infertilidad. A medida que se va acercando el período de ovulación, el moco cervical va en aumento, y cambiando su consistencia: de líquido, a elástico y transparente.

Éste no es un método seguro para las mujeres que son irregulares en sus ciclos menstruales, y tampoco para las mujeres premenopáusicas. Además, no es un método que proteja del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

 

Método MELA:

Este es un método que se puede utilizar cuando la mujer acaba de tener un bebé, y lo está amamantando. Se considera que después del parto habrá un período amenorrea, de inactividad ovárica, y de infertilidad.
Este es un método que no es totalmente seguro, ya que cada mujer es distinta, no todas amamantan el mismo tiempo, no todas ellas tiene amenorreas por amamantar. Y no se puede saber con exactitud cuando se comenzará a ovular otra vez. Además, este método NO protege del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

 

Métodos anticonceptivos quirúrgicos (parcialmente irreversibles):

 

Es bastante importante aclarar que estos métodos no son “naturales” en el sentido que la naturaleza así lo determina. Los anticonceptivos quirúrgicos necesitan la mano del hombre, pero una vez que la operación fue hecha, podemos decir que no tiene efectos adversos y que son métodos que no implican administración exógena de hormonas ni de ninguna sustancia. Por ello son considerados métodos anticonceptivos naturales, aunque también ponen una barrera física (y por lo general también pueden inducir cambios hormonales en la mujer).

La vasectomía

Consiste en una cirugía que se le hace al hombre, donde se anulan los conductos deferentes, que son

los que transportan los espermatozoides desde los testículos al exterior.

Luego de la cirugía, los espermatozoides producidos por el cuerpo del hombre, son reabsorbidos por el mismo. Este método no impide la eyaculación. Puede llegar a ser reversible, pero es   muy difícil de hacer, y en general, debería ser hecho por el mismo médico que realizó la vasectomía. Además, no es un método que proteja del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

 

La ligadura de trompas y la anticoncepción

Este es un método que se realiza mediante una cirugía a la mujer. Se le ligan las trompas de Falopio, para que los espermatozoides no se encuentren con el óvulo, y para que el óvulo no llegue al útero.

La forma de hacer reversible este método, es mediante una  fertilización asistida. Dicho método puede ser útil en mujeres que pueden correr riesgo de vida con un embarazo, o mujeres que han tenido muchos hijos, y que al ser tan fértiles, todos los métodos de anticoncepción son inseguros. Este método, como ya habrán visto y no nos cansamos de insistir, no protege del contagio de enfermedades de transmisión sexual.