Estudios del recién nacido

Bebés prematuros

Inicio

 

El recién nacido

 

Pasaste 9 meses imaginando como sería su carita,  preguntándote a quien se parecería, teniendo mil dudas e ilusiones, hasta que al fin llegó.

Tu bebé recién nacido está en tu pecho, todavía no le cortaron el cordón umbilical, es tu primer encuentro con ese ser que tanto imaginaste, y deseaste. Pero nada de lo que hayas podido leer, o fantasear, se parece a lo que realmente estás sintiendo en este primer encuentro.

Ya sea tu primer hijo o no, la llegada de un recién nacido a la vida de una madre, abre un nuevo capítulo en su vida. Y de esto estás plenamente consciente. Ambos se reconocerán através de las caricias, la voz, el pecho.

cochecito recien nacidoPuede ser que algunas veces te angustie no poder entender el motivo de su llanto, o pensar que no lo estás haciendo bien. El instinto de madre te guiará para saber reconocer las necesidades de tu bebé recién nacido. No te alteres, confía en tu capacidad para cuidar y amar a tu bebé. Es cierto que el bebé recién nacido requiere de cuidados especiales. En este espacio queremos ayudarte a que conozcas los cuidados básicos del recién nacido. La información, más tu instinto y amor, formarán una sociedad perfecta para criar a tu bebé.

Alguno de los temas que trataremos serán:
Los estudios de screening o tamizaje que se le realizan al recién nacido en sus primeras horas de vida; la alimentación del recién nacido, así como la higiene y primer baño. No dejaremos de lado las cuestiones como el sueño (cómo, cuánto y donde conviene que duerma el recién nacido); la estimulación y los cólicos. El  llanto y las visitas al pediatra, los síntomas de alarma que te ayudarán a consultar en el momento adecuado y muchos temas más que como mamá nos interesan.

 

La llegada del nuevo integrante al hogar

 

Después del parto, los días que has estado en el hospital te sirvieron para reponerte un poco del gran esfuerzo que implica traer un hijo al mundo. Además, allí te habrán asesorado sobre algunas cosas básicas en el cuidado del recién nacido; y también han sido tus primeras e inolvidables horas de contacto y reconocimiento mutuo con tu bebé. Pero ahora, ya en tu casa, sin el entorno protector del hospital, es muy probable que te surjan algunas dudas.

Adaptarse a la nueva vida que les espera no es poca cosa. Un recién nacido requiere de todo tu tiempo y energía. Por eso es fundamental que estés fuerte; que te alimentes correctamente, deja por el momento de preocuparte por recuperar la línea. Amamantar requiere de una cantidad extra de calorías; además, posiblemente estés un poco anémica, debido a las pérdidas normales del parto. Es necesario que te asesores con un especialista y te diagrame una dieta especial para mamás que amamantan. No hagas dietas milagrosas de revistas. No es un mito que amamantar adelgaza.

Si estás en pareja, es fundamental la presencia del papá, tanto para el bebé, como para ti.
Comparte la crianza con tu pareja, delega responsabilidades. Para tu hijo, el contacto con su papá, le dará seguridad. Él reconoce la voz de sus padres desde el vientre materno.
Un bebé recién nacido, duerme casi todo el día, pero en lapsos cortos. Por eso es muy difícil dormir muchas horas seguidas.

Seguramente el pediatra te indique alimentación a demanda. Esto significa que los primeros meses de vida, deberás alimentarlo cada vez que lo necesite. Deberás tener mucha paciencia, cada bebé es un mundo. Hay recién nacidos, que a la semana de estar en su casa, ya duermen 4 horas seguidas. En cambio, hay otros que les cuesta más tiempo hacer tirones más largos. Si es un mito que el bebé se queda con hambre por que tu leche es aguada y no alimenta. La leche materna siempre alimenta. Lo que puede ocurrir, es que la digiera más rápido, o que se duerma y no succione con fuerza. Si este es el caso, si se durmió antes de pasarlo al otro pecho, trata de despertarlo. bebe-recien-nacido

Si no lo logras, no importa. Seguramente se despertará con hambre en más corto tiempo.
El tema es que estés segura que tu leche  lo alimenta perfectamente. Por que si comienzas con suplementos, tu bebé ya no succionará con tanta fuerza, entonces, si puede ocurrir que merme la producción de leche. Cuanto mas lo pongas al pecho, más leche producirás.

Supongo que estarás pensando: “Es muy fácil escribirlo, pero hacerlo es otro tema”.
Yo te lo digo desde mi experiencia de mamá de 4 hijos, a los cuales amamanté por demás. No sólo es el mejor alimento para tu hijo, si no que es una experiencia única e irrepetible. Entre alimentar, cambiar, bañar hacer dormir a tu bebé recién nacido, se pasa el día  volando. Los primeros meses son agotadores y maravillosos.

Trata de dormir en los horarios en los que tu bebé duerme. Tal vez no estés acostumbrada a dormir de día, pero todo se aprende. Sobre todo, piensa que tu bebé te necesita entera. A sí que cuídate por ti y por él. En cuanto el pediatra te de permiso, saca a tu bebé a pasear. Es muy bueno acostumbrarlos desde recién nacidos a la rutina del paseo diario. Les encanta, y los tranquiliza.

Las rutinas son muy importantes para los bebés recién nacidos. Ya que los ordena, y les da seguridad. Es recomendable bañar al bebé siempre a la misma hora. En general, es bueno bañarlo cuando termina el día. Este es un horario donde los bebés generalmente se ponen nerviosos. El baño lo calmará, y predispondrá al sueño.

A lo largo de este espacio seguiremos hablando de estos temas, ya que hay tanto para aprender, pero te repito lo que siempre digo: Tú eres la mejor mamá para tu hijo. Y sabes perfectamente que hacer. Nosotros, desde aquí, te acompañamos desde la palabra escrita, así como te acompañan tus seres queridos con su presencia.

 Y recuerda que si quieres comunicarte conmigo, puedes enviarme un mail, que con todo gusto contestaré a la brevedad. ¡Muchas felicidades, y disfruta mucho este momento que la vida te regaló!